Windows Messenger ha vuelto, ahora en su versión Android

Windows Messenger ha vuelto, ahora en su versión Android

¿Quién no recuerda a aquel precursor del WhatsApp llamado Windows Messenger? Podías enviar zumbidos para llamar la atención de algún interlocutor distraído, enviar archivos en Word y hasta hacerle saber a todos aquellos que estaban en tu lista que canción estabas escuchando en ese momento.

Un buen día, exactamente el 7 de noviembre de 2012 Microsoft informó a su audiencia el inicio de la era Skype, que incluye una funcionalidad similar a la del extinto gestor de mensajería. También como atracción principal trae la posibilidad de hacer video llamadas como vimos en la popular serie llamada “Los Supersónicos”.

El desarrollo tuvo lugar en Brasil, desde el extenso país amazónico se ha anunciado, para beneplácito de los nostálgicos el regreso de la aplicación que ocupó buena parte del tiempo de ocio de muchos internautas desde 1999 cuando fue lanzado al mundo web bajo la denominación de Windows Live Messenger.

Luego fue rebautizada como Windows Live Messenger en el 2005 hasta su extinción definitiva en mayo del 2013 cuando dejó de estar disponible en las computadoras de muchos usuarios que consternados no daban crédito a lo que ocurría debido a que no terminaban de digerir el cambio tecnológico en ciernes.

El regreso de la aplicación viene de la mano de Welbert Moreira en una versión Android y que solo puede ser utilizada por la vía original: Cuentas de correo Microsoft que en su momento fue la marca responsable de la popular aplicación de mensajería. Toda una oda a la nostalgia que te traerá un sinfín de recuerdos.

Es necesario resaltar que es una versión no oficial, es decir una versión independiente de la empresa de Bill Gates por lo que en el momento que esté disponible, la empiecen a usar y tengan alguna queja sobre su funcionamiento no tiene nada que reclamarle a los servicios de asistencia de Microsoft.

Windows Messenger, un poco de sus inicios

Bill Gates, meses antes del lanzamiento del Windows 95 hizo circular un documento en el que manifestaba su preocupación por la falta de preparación de su firma ante el inminente cambio de paradigma que significaba la masificación del internet y de todo lo que vendría con esto.

Cada proveedor del servicio de internet tenía su portal con contenidos para un público cautivo obligado a pasar por ahí en cada ocasión que decidiera conectarse y que no tenía más remedio que ver la publicidad en el sitio lo cual le agregaba valor al negocio.

Además de ello existían salas de chat de uso exclusivo para los usuarios de cada compañía dedicada a prestar el servicio. Microsoft intentó poner en contacto a los usuarios de las diferentes salas de chat, lo que no le gustó a “American On Line”, lo que desató una batalla legal entre ambos gigantes de la Web a nivel mundial.

MSN Messenger: El precursor de las redes sociales

MSN Messenger fue una plataforma de comunicación lineal en el que el usuario tenía a la vista un listado de contactos en el que podía elegir a quién escribirle aún estando el receptor off line, pues el sistema entregaba el mensaje apenas éste se conectara.

Además de mostrar la música que estaba escuchando en ese momento, varios usuarios podían intervenir en la misma conversación cual grupo de WhatsApp, se podía colocar el status del usuario a escoger entre On line, Off line, Ocupado u otro que se le ocurriera al usuario.

Se podían compartir archivos, por lo que era una herramienta fundamental para ayudar a hacer tareas con propósitos académicos o profesionales, se podía ver al interlocutor si ambos disponían de cámaras incorporadas en sus computadoras, y un sin de funcionalidades que la hicieron una aplicación realmente notable.

Tanta maravilla tenía una limitante: La movilidad. El advenimiento de los smartphones y las aplicaciones desarrolladas le dieron otra dimensión a las comunicaciones e hicieron obsoleto el Messenger, por lo que las preocupaciones de Mr. Gates eran perfectamente válidas.

El “nuevo” Windows Live Messenger, también trae zumbidos y muestra la canción que está escuchando es en ese momento, pero la pregunta que muchos se hacen es ¿Tendrá el éxito de su época? Eso lo dirá el tiempo y la cantidad de melancólicos que estén dispuestos a volver a usarlo.