Radiación de los celulares en salud de los niños

Radiación de los celulares en salud de los niños

Hoy en día se toca el tema de la radiación de los celulares, la cual se encuentra en la categoría de “radiación no ionizante”, lo que quiere decir que esta forma parte del tipo de ondas que, según estudios científicos recientes, no dañan el ADN del ser humano, sin embargo para muchos padres esto no es suficiente.

Hay que tener en cuenta que la radiación es una emisión de energía en forma de ondas invisibles para el ojo humano que se propaga a través del espacio. En este artículo hablaremos sobre este tema tan interesante e importante.

Radiación de los celulares

radiación de los celulares

Debido al escepticismo del ser humano, a pesar de haber estudios que afirmen que la radiación de los celulares no es dañina para el ADN pero sin suficientes pruebas, existen otras teorías de que estas ondas que envía el teléfono celular si pueden ser dañinas.

Los jóvenes de hoy en día, debido a que viven en una era tecnológica, es normal que hasta los más pequeños de la familia se encuentren familiarizados con muchos dispositivos tecnológicos como lo es el celular, lo que más importante investigar sobre este tema.

Las mentes y los cuerpos de los niños aún están en proceso de crecimiento, lo cual los hace más vulnerable a cualquier maleza o virus que rodee su entorno, siendo más susceptibles al lado negativo de la radiación de estos dispositivos.

En los estudios que se hicieron con diferentes tipos de personas no se obtuvo resultados que mostraran que al usar celulares aumentara el riesgo de contraer una enfermedad como el cáncer.

Sin embargo se realizó un estudio con ratas de laboratorio, en el cual solo mostraban resultados negativos al estar expuestas a la radiación de los teléfonos nueve horas al día, siete días a la semana durante dos años, lo cual es mucho más tiempo de lo que una persona pasa con tu teléfono celular.

Claro que se necesitan realizar más investigaciones para estar seguros de que los celulares no son ni se volverán algo nocivo para la salud física de las personas, sin embargo la información que ya existe puede servir para recordarle a los padres que es importante restringirle a los niños el tiempo que pasan delante de una pantalla de celular.

radiación de los celulares

¿Existe o no existe riesgo de enfermedad por radiación por el uso de celulares?

La respuesta de esto es: no a corto plazo debido a la falta de evidencia al respecto, aunque podrían presentarse riesgos a largo plazo según especialistas y como fue demostrado en el experimento donde se usaron ratas, pero el tiempo de exposición a esta radiación es muy largo para que le ocurra a un humano.

A pesar de esto, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) por no haberse descartado este peligro al 100%, recomienda tomar precauciones con respecto al uso de los teléfonos celulares, tabletas y cualquier otro dispositivo que emita radiación conforme a la salud de los niños es importante tener estos datos en cuenta.

Cabe acotar que cada teléfono celular tiene una tasa de radiación especificada mayormente en la página web del fabricante. Existen marcas de celulares que emiten más radiación que otras, sin embargo todas siguen las recomendaciones de seguridad que establecen no emitir más de 2 vatios por kilogramo de radiación.

La marca de celular que más emite radiación es “Xiaomi”, con 1.75 vatios por kilogramos siendo este otro indicador de que no hay peligro de contraer enfermedades como el cáncer a causa de su uso moderado.

Si eres un padre, y tu hijo pasa mucho tiempo al celular y sientes confusión o inquietud acerca de este tema, pues lo más recomendable es que fomentes o motives a tu pequeño en actividades que no incluyan este aparato, como ponerlo a practicar algún deporte, leer libros, escribir, dibujar en un cuaderno o simplemente salir con él a jugar en parques.

Alguna de estas actividades puede interesarle al pequeño de la casa, lo cual lo alejará un poco de su celular y así podrás prevenir cualquier cosa perjudicial que pueda ocurrirle a causa de recibir la radiación de un teléfono de forma prolongada.