Misterio de la “estrella de Tabby”

Misterio de la “estrella de Tabby” genera curiosidad a estudiantes de secundaria debido a que oscurece de manera extraña

La KIC 8462852, mejor conocida como la estrella de Tabby, nombre que se le dio en honor a su descubridora. Es quizás hasta ahora, la estrella más misteriosa del todo el firmamento. Se convirtió en una obsesión para científicos de la NASA, al no poder explicar el porque la estrella cambiaba de color de una manera muy extraña.

En el momento en el que empezaron a estudiar sus extraños comportamientos, empezaron ah surgir diferentes teorías que más tarde descartaban, cuando la estrella daba otra pista inesperada.

tarantula-nebula-60549__340

Las misteriosas señales de la “estrella de Tabby”

Existen muchas curiosidades sobre el espacio que generan un gran interés sobre el, una de las más grandes inquietudes surgió en 2011, cuando fue descubierta la estrella de Tabby o también se le conoce como Boyarían, por un grupo de científicos que trabajaban en el proyecto Planet Hunters.

Mientras clasificaban y recolectaba ciertos datos extraídos del telescopio Keplel, lanzado por la NASA para detectar nuevas estrellas y planeta. Y que además tuvo un éxito arrollador en tan solo sus primeros cuatro años de trabajo, al descubrir por medio de sus observaciones las señales de muchísimos más planetas, alrededor de unos 2.300.

Las estrellas tienen constantes variaciones de luz, que son detectadas cuando otros planetas pasan entre ellas y la tierra. Sin embargo, los científicos descubrieron por medio de Keplel que la estrella de Tabby no cumplía con ningún patrón parecido que ellos hayan visto en otra estrella.

Por el contrario, cuando los planetas pasaban por ella, no se reflejaba nada parecido a las señales que dejan éstos, a parte las huella que aparecían eran mucho mas intensas de lo normal y sobre todo no cumplían ningún patrón, eran completamente aleatorias, no seguían ninguna secuencia, por ello tenían que estar atentos a los cambios de ésta.

Desde el momento que en el que los científicos descubrieron a la magnifica estrella de Tabby, una misteriosa estrella mucho más grande que muestro sol y también más brillante, ubicada en la constelación de Cygnus, fue inevitable que ésta se convirtiera en el desconcierto más grande para los científicos y se concentraron en estudiarla sin parar.

Por si fuese poco, el 2015 los astrónomos proponen una teoría un poco difícil de creer para los escépticos, que convirtió a ésta estrella en el foco de atención del mundo entero, guiados por los incoherentes cambios de brillo, revelaron que el misterio podría tratarse de una megaestructura alienígena.

Los astrónomos al no hallar una respuesta científica a los abruptos cambios, plantearon la posibilidad de que se tratara de una esfera de tipo metal, construida por una extraña civilización de extraterrestres alrededor de la estrella.

Después de tantos estudios, descartaron ésta teoría, al descubrir que los patrones translucidos de la estrella no encajaban con una estructura artificial, más bien con nubes de polvo. Sin embargo, la estrella siguió cambiando e hizo pensar a los científicos que no era posible que se tratara de una nube de polvo o un cinturón de asteroides alrededor.

Finalmente, éste mismo año unos estudiantes de secundaria ayudan a revolver un misterio que tanto le ha constado a la ciencia. Yao Yin y Alejandro Wilcox, interesados por los misterios de la estrella de Tabby, empezaron a estudiarla desde el observatorio de la Thacher School en California, escuela a la que los dos asisten.

Estos dos genios, también encontraron las similitudes del polvo, pero lo describieron como granos brumosos en el espacio. Más tarde Tabetha Boyajian, la mujer que descubrió la estrella y que siguió trabajado en ella junto con un grupo de colegas de la universidad Louisiana, revelaron el misterio que tantos enigmas causo.

La nueva teoría, es muy similar a la que expresaron los estudiantes de secundaria. Los científicos dijeron que se trataba de polvo junto con escombros, que quizás puede ser producto de la colisión de un planeta o de un satélite, que probablemente también hayan sido destruidos por la misma estrella.

Tabetha descubrió esto al observar a la estrella de Tabby en tiempo real y darse cuenta que, de ser una megaestructura, ésta bloquearía la luz de la estrella de manera uniforme y no fragmentariamente como lo hace. De hecho, el polvo filtra los colores de manera diferente y no de una manera sólida.