Microsoft y el nuevo amanecer de GitHub

Microsoft y el nuevo amanecer de GitHub

Muchos desarrolladores están actualmente vinculados de una u otra forma con el manejador de versiones Git, la cual es una herramienta muy útil y poderosa porque proporciona facilidades y versatilidad a la hora de organizar y compartir código.

Sin embargo, una reciente noticia, ha dado pie a un gran debate en toda la comunidad de GitHub e incluso han empezado a las migraciones de esta plataforma, y es que Microsoft ha comprado GitHub, pero ¿qué significa esto?

La nueva cara de Microsoft ante el desarrollo tecnológico

Antes de indagar un poco más sobre la relevante noticia, es importante considerar algunos de los aspectos históricos que ha venido definiendo la empresa Microsoft en estos últimos tiempos, y que sin duda, han impactado a la comunidad.

Desde hace algún tiempo la compañía había estado en un notable declive desde la incorporación de Steven Ballmer como director ejecutivo. Esto debido a malas decisiones desde el auge de los teléfonos inteligentes, incluyendo la compra de Nokia para la inclusión de la marca en esta nueva tecnología.

Debido a esto, la reputación de Microsoft iba también decayendo, e incluso la moral de los mismos trabajadores. Profesionales que no se encontraban en el mejor momento de su carrera debido a que no les daban la oportunidad o directrices para desarrollar nuevas aplicaciones.

Muchas otras compañías se estaban beneficiando de los novedosos desarrollos y Microsoft no era parte de ello. Por lo tanto, era necesario que existiera un cambio de liderazgo para que se produjera también una transformación en la cultura empresarial, y por ende los motores productivos.

Fue cuando llegó Satya Nadella y sus nuevas estrategias de tecnología que influyeron en el cambio cultural de la empresa y la unificación de la visión al open source. Esto, tras arduo levantamiento de información concerniente a las nuevas tendencias de desarrollo.

El cambio de perspectiva de Microsoft y las nuevas decisiones

Desde entonces, el cambio radical de la compañía con respecto al software libre ha sido más acentuado y claramente evidenciado en las muchas contribuciones que ha dedicado para tal fin.

Sin embargo, ha sido enorme el escándalo desde entonces por parte de la comunidad tecnológica, el descubrir que los “supuestos” y “eternos” rivales, al parecer ahora se estaban estrechando la mano para hacer las paces y trabajar en conjunto.

Claramente Microsoft había tomado pequeños pasos con respecto a este tema, incluyendo módulos de software libre dentro del paquete de la versión que Windows que ofrecían, sobre todo para los desarrolladores experimentados.

Sin embargo, la decisión definitiva que ha marcado una pauta importante en la vida y comunidad de Git, es que Microsoft compra GitHub por nada más y nada menos que siete mil quinientos millones de dólares, aunque se valoraba en principio en solo dos mil millones.

Claro que ésta nueva decisión ha calado de forma no muy placentera en la comunidad de desarrolladores de código abierto, ya que se cree que el principal enemigo ha tomado posesión absoluta de sus proyectos y colaboraciones.

Entre las políticas de compra, se ha mencionado que la empresa en realidad dejará el mismo funcionamiento de la plataforma a como se ha venido haciendo hasta ahora, pero realmente ¿qué significa para todos los desarrolladores y la comunidad GitHub en general?

En los repositorios de esta plataforma, más que proyectos individuales, se encuentran también empresas que se consideran potenciales competencias de Microsoft y que realmente pueden plantear motivos de los cuales preocuparse.

Sin embargo, aunque se crea que se trata de un método que toma la empresa para lograr el monopolio definitivo y extinguir por completo el open source, realmente es una afirmación poco realista de lo que todo ello conlleva.

Aunque Microsoft compró GitHub, es solamente un paso para la expansión de sus horizontes y cultura empresarial, aunque tome métodos tan radicales, es una buena perspectiva a la hora de entender su comportamiento.

Además, sus movimientos dan a entender que busca su posicionamiento como marca número uno en tecnología apostando al software libre y sobretodo brindándole una mejor experiencia a todos los profesionales y desarrolladores de la misma.

Todas las inversiones y direcciones que ha llevado hasta ahora Microsoft apuntan sin duda a las integraciones open source.